<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=402278543588357&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

5 ejercicios prácticos para mejorar tu asertividad

[fa icon="calendar"] 18 de diciembre de 2019 9:21:13 CST / Por Comercial Nutresa

Categorías: liderazgo, "cultura"

Para mejorar nuestra asertividad primero debemos saber qué es, por eso ten presente que esto hace referencia a la capacidad de defender nuestras propias necesidades frente a las exigencias de los demás sin llegar a sobrepasar las líneas de respeto con el otro.

 

Sin-título-2

Así, una persona asertiva sabe qué decir, cómo decirlo, en qué momento decirlo y, sobre todo, cuidar la forma de expresarlo, corporal y verbalmente.

Las personas asertivas se destacan en las organizaciones y en los equipos de trabajo por ser capaces de expresarse adecuadamente, ya sea frente a opiniones, emociones, recomendaciones o necesidades.

Por eso, a continuación te compartimos 5 ejercicios prácticos que te ayudarán a mejorar tu asertividad:

  • Aprende a respetar a los demás sin dejar de respetarse a sí mismo. 

Escucha de manera activa a los demás y acepta su parte de razón sin discutir, puedes decirle que es válido su argumento, pero que el tuyo es otro y exprésalo tranquilamente. La clave es mostrar entendimiento e ignorar las críticas, por eso evita entrar en el esquema de ganar o perder en la relación con los demás, busca cómo se puede llegar a un acuerdo favorable para todos.  

  • Sé simple y directo implementando el “yo”.

Intenta expresar tus pensamientos y emociones en primera persona y ten presente que cuando te estás afirmando a ti mismo, menos es más, por eso haz tus peticiones de manera clara, sencilla y directa. No hay necesidad de dar explicaciones elaboradas o dar muchas vueltas sobre un mismo tema. Es suficiente con decir amablemente lo que piensas, sientes o deseas.

  • Aprende a manejar tu lenguaje corporal y el tono de voz

 Debes parecer seguro al hacer una solicitud o indicar una preferencia. Ponerse de pie, inclinarse un poco, sonreír o mantener una expresión facial neutra de acuerdo a la situación en la que te encuentres, además procura mirar a la persona con quien hablas a los ojos. También debes asegurarte de hablar con claridad y en un tono de voz medio, asegurando que te escuchen sin necesidad de estar gritando.

  • Analiza tus defectos y virtudes y trabaja en ellos.

El primer paso para mejorar es saber dónde fallamos, así que párate a reflexionar sobre tu estilo de comunicación en el entorno profesional y personal. ¿tiendes a evitar los problemas o, por el contrario, te dejas llevar por las emociones y hablas antes de pensar en lo que vas a decir? ¿eres impulsivo? Si la respuesta es si, intenta respirar antes de tener una conversación, así lograrás que sea más asertiva.

  • Aprende a diferenciar tus conductas:

Existen 3 tipos de conductas, la pasiva, la agresiva y la asertiva, lo ideal sería estar en la asertiva para asegurar que tanto tus derechos como los de los demás se están respetando, a continuación te presentamos una ejemplo y te invitamos a reflexionar sobre tu posición en diferentes situaciones cotidianas.

Estás en un restaurante y pides la cuenta. Cuando te la traen te das cuenta de que te cobraron el plato que previamente habías regresado y el cual el mesero había accedido no cobrarte. Tú puedes reaccionar de alguna de estas 3 maneras:

Conducta pasiva: Te quedas callado y a disgusto. Pagas, aunque sabes que fue injusto.

 Conducta agresiva: Llamas al gerente, ya no al mesero, y le dices que su servicio estuvo fatal, que tienen palabra y que te quieren robar. Acusas al mesero de deshonesto y abusivo.

Conducta asertiva: Pides al mesero hablar con él y, mirándole a los ojos, sonriente y amable, primero le agradeces por su maravilloso servicio. Luego le haces ver que hubo un error en la cuenta y de manera respetuosa le pides que lo corrija.

Finalmente, es importante tener en cuenta que comunicar tus ideas de forma asertiva es una habilidad clave en diferentes ámbitos ya que permite crear relaciones estables que aportan a la construcción de Un Futuro Entre Todos.

 

No te pierdas la oportunidad de descargar nuestra cartilla de habilidades sociales, está buenísima

¡Quiero descargar!