<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=402278543588357&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Cómo identificar y gestionar las pérdidas en los procesos de cambio

[fa icon="calendar"] 22 de octubre de 2020 14:33:40 CDT / Por Comercial Nutresa

Categorías: liderazgo, Inspiración, adaptabilidad

A lo largo de nuestra evolución, y de la historia de la humanidad los cambios han sido imparables, resistirnos al cambio es evadir la oportunidad de ser mejores, pero existe una dinámica de cambio, ¿en qué consiste?

WhatsApp Image 2020-10-22 at 9.30.11 AM
El cambio se origina a partir de un problema, y surge de la brecha entre lo que soñamos o aspiramos, y la realidad. Hay factores en el entorno que son sinónimos de tensión, pero también, hay otras que nos ayudan a contenernos y manejar el desequilibrio que los desafíos puedan implicar, como las pérdidas.

Leer más: ¿Qué estás dispuesto a abandonar para cambiar la manera en la que trabajamos?

Pero, ¿cómo identificar esas pérdidas? A continuación, algunas pistas que nos ayudarán a identificarlas y dar pasos decididos para caminar del punto A al punto B del cambio:

1. Cuando estemos frente al problema, o aquello que nos impulsa adaptarnos, cuestionémonos ¿cuál es la fuente del problema? ¿son causas internas o externas? Y a partir de esta claridad podemos definir el propósito.

2. Focalizar nuestros esfuerzos, actitudes, valores y comportamientos hacia la construcción de un ambiente de tensión – contención.

3. Experimentar los cambios y trabajar en nuestra capacidad adaptativa es un camino cargado de preguntas que resolveremos actuando, pensando, y dialogando en la marcha. La experimentación, y la búsqueda de soluciones en medio del desequilibrio en el punto máximo nos llevarán a desarrollar una sensibilidad para reaccionar, incluso para promover el cambio.

4. Si es necesario hacer un alto en el camino, entonces miramos un momento hacia atrás y evaluemos: ¿esta implementación ha funcionado o cómo lo podríamos hacer mejor?

Compartamos conversaciones abiertas, francas y respetuosas con nuestros equipos de trabajo que no permitan apropiarnos de estos 4 pasos

¿Sabes por dónde empezar? Esta Guía para el desarrollo de la sensibilidad: ante los problemas, las tensiones y el cambio será un buen comienzo

¡Llévame a la guía!