<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=402278543588357&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Problema - tensión - contención: los tres ingredientes principales del cambio

[fa icon="calendar"] 8 de octubre de 2020 13:21:07 CDT / Por Comercial Nutresa

Categorías: liderazgo, Inspiración, adaptabilidad

Ya conocemos cómo los entornos desafiantes pueden impulsarnos a desarrollar nuestra capacidad adaptativa, porque salimos de la zona de confort, debido a problemas y tensiones que nos impulsan a cambiar.

capacidad_adaptativa_comercial_nutresa
Pero, si el cambio nos desequilibra, ¿qué nos puede salvar en esos momentos de no saber qué hacer? No te preocupes, adaptarnos al entorno es complejo, pero es posible gracias a la tensión y la contención, o sea ese ambiente que no podemos ver pero que sentimos cuando nos movemos y de forma proactiva vamos superado los desafíos. Nos estamos adaptando.

Leer más: ¿Somos adaptables? Qué es la capacidad adaptativa y cómo empezar a desarrollarla

Entonces, ¿cómo podemos enfrentar los problemas y las tensiones en una tarea habitual? Se trata de hacer la misma tarea, pero con una perspectiva más amplia, o sea, dar un paso atrás y preguntarnos cómo puedo encausar mis esfuerzos para superarlo.

En otras palabras, entre más sea la tensión alrededor, mayor será el desequilibrio. Podemos sentir que las presiones del entorno e incluso de otras personas nos estancan en ese proceso de cambio.

Pero, ¡tenemos buenas noticias!, cuando nos enfocamos en el reto y nos dirigimos a él con certeza, aprendemos que en el cambio sacamos nuestro máximo potencial, eso que nos lleva a alcanzar nuestras aspiraciones.

Imaginar que nos adaptamos nos puede hacer pensar en la incertidumbre de qué pasaría si… pero, nuestras ganas y nuestro potencial son nuestro mayor aliado en el camino constante del cambio.

Así que, ¡con toda! Este es solo el inicio, y en esta Guía para el desarrollo de la sensibilidad: ante los problemas, las tensiones y el cambio, encontrarás más respuestas y pistas para dar pasos decididos hacia en el cambio.

¡Llévame a la guía!